Toda la información sobre operación de Hernia Umbilical (Tratamiento Quirúrgico)

La hernia es un desgarro que se produce en la pared interior del abdomen debido principalmente a sobreesfuerzos en la zona, causados por el levantamiento de objetos pesados, por una tos persistente o por estreñimiento entre otras cosas. Además, las hernias pueden deberse a una predisposición genética a sufrirlas, las cuales son llamadas hernias congénitas. Las hernias que aparecen en niños pequeños suelen ser todas congénitas.

Los tipos de hernia se diferencian según la zona en la que aparecen. Pueden ser epigástricas, si aparecen entre el esternón y el ombligo; umbilicales, si aparecen en la zona del ombligo; o inguinales y femorales cuando se producen en la zona de la ingle. Se manifiestan en forma de bulto y pueden ser sintomáticas o asintomáticas. En el caso de las sintomáticas, es recomendable la cirugía porque la calidad de vida disminuye sobremanera.

Uno de los problemas más graves que acontecen con las hernias es cuando parte del revestimiento que recubre el interior del abdomen se introduce en el desgarro creando un “globo”. Cuando parte del tejido o del intestino se introduce dentro de éste “globo”, el dolor se hace insoportable y en ocasiones se requiere la reparación de la hernia con urgencia. Por esta razón, es recomendable realizar la operación de reparación de hernia lo antes posible, ya que ésta no mejora con el tiempo sino que puede hacerse más grande y provocar complicaciones graves.

Para evitar problemas mayores, la mejor opción es la Operación de reparación de Hernia Umbilical (Tratamiento Quirúrgico).

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar