Operación de Hernia Inguinal (Laparoscopia) Operación de Hernia Inguinal (Laparoscopia)

¿Por qué confiar en Operarme.es?

  1. Consulta gratuita y sin compromiso con nuestros especialistas.
  2. Total transparencia en todo el proceso.
  3. Atención inmediata. Solucionamos tu problema cuando tú lo necesitas.
  4. Precio cerrado, todo incluido, sin sorpresas.
  5. Absoluta seguridad médica: los mejores especialistas y hospitales.
  6. Comodidad: Servicio de Taxi gratuito.
  7. Discreción y privacidad: garantizamos la absoluta intimidad del paciente.
  8. Trato Exclusivo: Habitación individual con cama de acompañante, atención personalizada.
  9. Experiencia Usuario: Excelencia en el servicio. Sólo se tendrá que preocupar por su salud.
  10. Todas las Operaciones de Hernia Inguinal se reparan con material quirúrgico de Prim.
 

Toda la información sobre operación de Hernia Inguinal

(Laparoscopia)

Una hernia se produce a causa de un sobreesfuerzo en la zona abdominal que puede deberse a una tos persistente, estreñimiento, al levantar objetos muy pesados u otro tipo de esfuerzos. Existen hernias llamadas congénitas, lo que quiere decir que se tiene predisposición genética a sufrirlas. La mayoría de hernias que aparecen en niños son de este tipo.

La hernia es un desgarro del tejido abdominal interior por el cual se cuela parte del revestimiento abdominal formando una especia de “saco”. Esto puede ocurrir en varias zonas de la pared abdominal, lo cuál definirá el nombre de la hernia. Existen hernias umbilicales, epigástricas, inguinales y femorales, dependiendo de la zona en la que aparezcan. En el caso de la Hernia Inguinal, dicha hernia aparece en la zona de la ingle.

El principal problema de las hernias, además del dolor, aparece cuando parte del tejido interior del abdomen e incluso parte del intestino delgado se cuela en el “saco”, provocando un fenómeno de estrangulamiento que puede llegar a provocar la muerte del tejido y las consecuentes complicaciones graves.

En el momento que se producen síntomas en la hernia es recomendable operar, ya que las molestias no desaparecen ni con el tiempo ni con otros tratamientos, por lo que para recuperar la calidad de vida lo mejor es la operación de Hernioplastia.

¿Por qué es necesario reparar una Hernia Inguinal por Laparoscopia?

La principal razón para reparar una hernia es aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente. Se recomienda operar la hernia cuando es diagnosticada, ya que ésta no mejora con el tiempo y el uso de otro tipo de tratamientos como fajas, o incluso medicamentos, tan solo funcionan durante un tiempo. También se recomienda repararla porque el desgarro puede agrandarse y producirse complicaciones graves como es la necrosis de tejido estrangulado (el tejido que se introduce en el “saco”).

Operación de Hernia Inguinal (Laparoscopia)  
La Operación de Hernia Inguinal por Laparoscopia tiene una duración de entre 90 y 120 minutos.

La reparación de una hernia inguinal puede realizarse mediante el procedimiento tradicional quirúrgico o mediante una técnica de mínima incisión por Laparoscopia. Existen dos tipos de hernias inguinales, las directas, en las cuales el intestino delgado se cuela a través del desgarro; y las indirectas, en las cuales el contenido abdominal atraviesa el anillo inguinal interno llegando al escroto con el tiempo.

La reparación de la hernia inguinal por Laparoscopia permite acortar los tiempos de recuperación ya que los daños en los tejidos son menores.

¿En qué consiste la operación de Hernia Inguinal por Laparoscopia?

La cirugía por Laparoscopia es una técnica de mínima invasión que consiste en la introducción de un instrumento con una pequeña cámara con una luz en el extremo distal conectada mediante fibra óptica a un monitor. Esto permite al cirujano observar el interior del paciente sin necesidad de realizar una cirugía abierta.

Solicitar Cita para Operación de Hernia Inguinal (Laparoscopia)

Para llevar a cabo esta cirugía se utiliza anestesia general. Una vez el paciente está sedado, se realizan entre 3 y 4 pequeñas incisiones alrededor de la hernia. A través de una de ellas se introduce dióxido de carbono para mantener la zona abdominal inflada y así evitar la posibilidad de dañar los órganos colindantes. Por el resto de incisiones se introduce el Laparoscopio, por donde el cirujano observará el interior del paciente, y las demás herramientas quirúrgicas para llevar a cabo la operación.

La reparación de una hernia inguinal por Laparoscopia se realiza desde la parte interior de la pared abdominal. Se recoloca el tejido que ha atravesado el desgarro y se sitúa la malla quirúrgica que permite mantener la corrección y evitar la reaparición de la hernia. Una vez solucionado el problema, se extraen las herramientas quirúrgicas y el dióxido de carbono y se suturan las incisiones.

La Operación de Hernia Inguinal por Laparoscopia dura entre 90 y 120 minutos, dependiendo del paciente. Existe la posibilidad de que durante la intervención, el médico decida por la seguridad del paciente pasar de una Operación de Hernia Inguinal por Laparoscopia a una operación quirúrgica abierta. Esta situación tan solo se produce en casos en los que el paciente tiene problemas de sobrepeso, avanzada edad o que han sufrido otro tipo de operaciones en la zona abdominal.

Operación de Hernia Inguinal por Laparoscopia

¿Cuánto tiempo de recuperación se requiere tras una Operación de Hernia Inguinal por Laparoscopia?

La estancia hospitalaria habitualmente suele ser de 24 horas. Aunque en ocasiones el paciente puede abandonar el hospital el mismo día de la intervención. A las dos semanas el paciente debe acudir al médico para ver como va el postoperatorio y normalmente, tres semanas después de la operación, el paciente puede volver a su actividad normal.

Operación de Hernia Inguinal por Laparoscopia

¿Qué ventajas y riesgos hay en una cirugía de Hernia Inguinal por Laparoscopia?

La principal ventaja de esta cirugía, como de cualquier otra, es el alivio del dolor y los síntomas así como una mejora de la calidad de vida. Como ventaja añadida de la técnica de Laparoscopia utilizada, las cicatrices son mínimas tras la operación y las probabilidades de sangrado se reducen al mínimo. La recuperación también es más corta gracias a que apenas hay daño en los tejidos.

Los riesgos de la reparación de hernia inguinal por Laparoscopia son los mismos que en cualquier otro tipo de procedimiento quirúrgico. Estos riesgos son los relacionados con la anestesia o el propio acto quirúrgico.

Como riesgos adicionales a la reparación de hernia inguinal por Laparoscopia, podemos mencionar la posibilidad de dañar otros órganos o vasos sanguíneos cercanos, daños en nervios o daños en testículos y vejiga.

Estos problemas no son nada comunes ya que los cirujanos que se dedican a reparar hernias inguinales están muy familiarizados con el procedimiento y la anatomía de la zona, por lo que añadido a la cirugía laparoscópica, las posibilidades de complicaciones son mínimas.